Limpieza y cuidado facial para pieles Grasas

Todos sabemos lo duro que puede ser tener una piel grasa, el exceso de grasa se produce porque nuestro cuerpo está intentando hidratar la piel más de la cuenta. Es por ello que con estas pieles si no se hace una limpieza y un mantenimiento adecuado pueden salir el acné, granito o una espinilla que tanto odiamos.

mascarilla de arcilla

¡Para pieles Grasas, se recomienda hacer una exfoliación una vez a la semana o dos si el poro es muy dilatado, pero con una vez a la semana ya es suficiente!

¡Exfoliaremos y luego aplicaremos una mascarilla de arcilla o carbón, si llevan ácido salicílico también va muy bien para regular toda la glándula sebácea, cerrar poros y desincrustar los poros!! ¡Afina la piel y matiza!!

Rutina para pieles grasas

Principalmente para la rutina, lo primero de todo es que los productos que vayas a utilizar sean los más adecuando para tu piel, es decir para pieles grasas.

lavar la cara

Por las mañanas seguramente nos levantemos con el brillo del sudor que sale de nuestros poros, por lo tanto siempre nos tenemos que lavar bien la cara con jabón pH neutro, para eliminar esa pequeña capa.

Tenemos que tener claro que no todo es malo, nuestra piel al ser grasa es más fuerte y envejece menos que si fuera seca o sensible.

Es por ello que lo que debemos es mantenerla lo más limpia posible.

Además de generar más grasa nuestra piel es más propensa a coger más impurezas que las demás, esas impurezas se van metiendo en nuestros poros de una manera rápida sin que nos demos cuenta.

Durante el día, si vemos que sudamos mucho tenemos que intentar limpiarnos con agua de la manera más delicada, pero sobre todo a la hora de secarnos, con suaves golpecitos para no esparcir la suciedad, ya que nuestros poros son como esponjas.

secar la cara

Por la noche lo ideal es lavarnos bien el rostro con agua y jabón pH neutro primeramente, retirarnos el maquillaje, porque antes de hacer una limpieza tienes que tener limpia la zona, como dice mi esteticista, no puedes fregar sin antes barrer.

Una vez tenemos limpio nuestro rostro deberíamos aplicar una crema exfoliante suave, o mejor limpiarte con un cepillo facial con cerdas suaves para eliminar las impurezas que se hayan quedado en nuestros poros, de esta manera evitaremos que nos salgan granitos y espinillas.

Para este tipo de pieles es recomendable hacer una limpieza más profunda cada dos semanas para poder mantenerla bien.

cepillo facial manual

Descubre los limpiadores faciales que están arrasando en el mercado